Politécnicos patentan método para recuperar plomo de baterías 

El plomo es una sustancia tóxica que se acumula y distribuye en el organismo, situación que afecta diversos sistemas y funcionamientos del cuerpo humano, en especial de los niños.

De acuerdo con cifras de 2016 de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de tres cuartas partes del consumo mundial de plomo corresponden a la fabricación de baterías de plomo ácido para vehículos de motor.

Indica que en México, solo se utilizan las partes metálicas de baterías viejas para producir artículos de plomo y la pasta de la batería es desechada en el medio ambiente.

Ante ello, un equipo de investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) desarrolló un proceso económico para recuperar hasta 90 por ciento de plomo metálico (Pb), según la Agencia Informativa Conacyt.

El doctor Víctor Hugo Gutiérrez Pérez, profesor investigador de la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería, campus Zacatecas (UPIIZ), detalló que las baterías de ácido plomo se componen por dos partes: una metálica y otra llamada ‘pasta’, esta última compuesta por óxidos y sulfuros de plomo.

“La parte metálica se refunde y es fácil volverla a utilizar; el problema es con la pasta, ya que su aprovechamiento conlleva a un proceso más complejo, como si se tratara de un mineral, porque prácticamente tienen el mismo comportamiento”.

El también presidente de la Academia de Ingeniería en Metalúrgica de la UPIIZ explicó que por ello realizan un trabajo llamado “proceso de alto horno”, que consiste en colocar en capas el mineral a reducir y un material reductor. Ante la alta temperatura, el plomo se funde y comienza a fluir entre las capas.

“Consideramos que los materiales que empleamos son económicos, de uso común y fáciles de obtener. El tiempo del proceso varía según la cantidad de material y fuente de calor”.

El investigador aseguró que con este proceso económico han logrado recuperar hasta 90 por ciento de plomo metálico.

“Si alguien se interesa en este proyecto, se pueden comunicar con el IPN para poderles dar asesoría e implementarlo”, agregó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *