Yihadistas detona coche-bomba en barrio sirio donde se alojan periodistas

El grupo extremista Estado Islámico (EI) detonó hoy un coche-bomba en un barrio de la nororiental ciudad siria de al-Raqqa, donde se alojan periodistas y activistas sirios y extranjeros.

La detonación se registró en el barrio de Mashlab, en el suburbio oriental de al-Raqqa, el primero controlado por las fuerzas sirias desde el inicio de la operación “Ira de Eufrates” para arrebatar al EI la ciudad, el 6 de junio pasado, fuera de una casa usada como centro de prensa.

El Observatorio Sirio de los Derechos (OSDH), una organización no gubernamental, considerada oficina de información de la oposición siria, informó que un “gran número” de periodistas y activistas resultaron heridos por la potente explosión.

Fuentes confiables, citadas por el Observatorio, aseguraron que las víctimas estaban alojados en la zona desde hace más de un mes para cubrir las batallas de las tropas sirias y los yihadistas (combatientes islámicos) por el control de la ciudad de al-Raqqa.

“El coche-bomba causó un gran número de lesionados y causó graves daños materiales en la zona, mientras que algunos de los heridos sufrieron lesiones graves, que pueden causar la muerte”, destacó el informe del grupo opositor, difundido en su página en Internet.

Uno de los periodistas presentes en la norteña ciudad Siria reportó que la potente detonación alcanzó un vehículo usado por periodistas extranjeros y traductores locales, el cual quedó totalmente carbonizado, mientras que algunos colegas resultaron heridos.

Los extremistas han estado perpetrando ataques suicidas, utilizando coche-bomba, en un intento de frenar la ofensiva permanente de la fuerzas sirias, apoyadas por ataques aéreos de la coalición internacional, encabezada por Estados Unidos.

Entre los lesionados estarían trabajadores de la red News Arab y de canal de televisión Kurdistán 24 (K24), aunque se desconoce la gravedad de sus heridas.

El OSDH, cuya sede central está en Londres, indicó en su reporte que por ahora no estaba claro, si el centro de prensa era el objetivo del ataque del EI, aunque recordó que el grupo extremista ha matado brutalmente periodistas de varios medios de comunicación el pasado.

En 2015, militantes del grupo extremista radical que opera en Siria y la vecina Irak, decapitaron al periodista japonés Kenji Goto. Un año antes mataron al periodista estadunidense James Foley y al periodista israelo-estadunidense Steven Sotloff.

El Estado Islámico surgió en 2003 como una rama de la red Al Qaeda, aunque después se separó y tomó el control de amplias zonas de Siria e Irak, en donde en junio de 2014 estableció un califato que encabeza su líder al Abu Bakr al Baghdadi, quien se cree está muerto.

El grupo yihadista es reconocido por los crímenes atroces que comete en nombre del Islam, como decapitaciones, lapidaciones, o lanzándolas desde azoteas de edificios, aunque también ha perpetrado innumerables atentados suicidas.

El grupo suele divulgar por Internet los videos de su hazañas y de la muerte de sus prisioneros, muchos de ellos decapitados, con explosivos atados al cuerpo, electrocutados o en el menor de los casos lapidados.

Con información de: NTX

Foto: Reuters

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *